COMUNICADO: acerca del ingreso de 585 alumnos/as a la escuela de Gendarmería

Jueves, 26 de noviembre del 2020

El anuncio del ingreso de 585 alumnos/as a la escuela de Gendarmería pareciera ser, la noticia en estos últimos días.

¿A estas alturas del año, deberíamos estar realmente contentos con este anuncio?

Mas allá de la valoración que tiene el ingreso de una nueva promoción a la escuela institucional, la lentitud con que se llevó a cabo este proceso, solo da cuenta que la labor que efectúa Gendarmería de Chile, es de escaso interés para las autoridades de turno de nuestro país. Y quienes celebran este anuncio solo están errando el camino nuevamente.

Solo debemos revisar los antecedentes y corroborar que, durante el presente año, cerca de 700 funcionarios/as, han dejado Gendarmería de Chile, “situación que era completamente conocida por la autoridad”. A estos “egresos”, se sumarán cerca de 250 funcionarios/as aproximadamente, que dejarán la institución en el primer trimestre del próximo año, es decir cerca de mil funcionarios/as menos en la planta de Suboficiales y Gendarmes, que no estarán en el servicio para el año 2021.

En cambio, RECIEN se anuncia el ingreso de alumnos a la escuela institucional durante el mes de diciembre próximo, con un proceso de formación que, por lo bajo, deberá durar 10 meses.  Por lo tanto, no cabe duda alguna que este anuncio, llega completamente a destiempo o de forma tardía.

¿Cuál es o será la justificación? seguramente el argumento a utilizar, será la crisis de salud que vive el país. Pero Este argumento se cae al constatar que, en estas mismas condiciones, las escuelas matrices de otras instituciones, supieron hacerle frente a la pandemia, y continuaron sus procesos de formación vía remota, alternando de manera presencial, situación que  debió haber ocurrido también con Gendarmería, ya que esa determinación, hubiese contribuido para  evitar que se continúe profundizando la falta del recurso humano, para hacer frente a nuestras obligaciones en materia de seguridad y reinserción.

Nuevamente a imperado una posición economicista por parte de las autoridades, porque si realmente hubiese un interés genuino por mejorar las condiciones laborales y de seguridad para nuestro personal, a estas alturas del año se debiera estar anunciando el pronto “egreso” de la promoción 2020 para suplir la gran cantidad de personal que ha dejado el servicio durante el año y de paso además se debiera estar en pleno proceso de admisión para el ingreso de alumnos y alumnas para el año 2021.

Nuevamente la ceguera, la nula prevención, harán que nuestros funcionarios/as deban enfrentar casi la totalidad del año 2021 con una carencia de recurso humano evidente, situación que a todas luces era predecible.

En términos simples, siguen ahorrándose recursos con Gendarmería, (ejemplo; por casi un año se dejará de pagar la remuneración Gendarme grado 26° de la promoción que debió haber egresado en el presente año) y lo más impresentable, se sigue recargando y exponiendo en términos de seguridad a nuestro personal.

En un país donde la seguridad pública se eleva como la política de estado más importante en favor de la ciudadanía, las autoridades Siguen al debe con los Gendarmes de Chile, y su accionar no es digno de gratitud ni reconocimiento, al contrario, su constante desinterés por la labor penitenciaria sigue siendo preocupante y merece nuestro más profundo rechazo.

Directorio Nacional AGECH

Comparte es Noticia