COMUNICADO: AGECH Muestra su preocupación ante inminente reapertura de visitas presenciales en cárceles del país.

En un encuentro efectuado este martes 10 de noviembre, entre parte del equipo del Subsecretario de Justicia, el Director Nacional de Gendarmería, su equipo técnico, representantes del Ministerio de Salud, Colegio Médico y los presidentes de las distintas asociaciones gremiales, se nos informó en términos muy genéricos sobre el plan paso a paso que está preparando la autoridad para la reapertura de las cárceles del país y se puedan llevar a cabo visitas presenciales a la población penal.

Queremos ser enfáticos en señalar que como Asociación nos preocupa la salud e integridad física de nuestros/as funcionarios/as, está preocupación se da tanto en el contexto de violencia en que se desarrolla nuestra función en el día a día, como así también, por lo puede significar el abrir espacios que nos enfrenten a nuevos focos de contagio por COVID 19. Esto, ante la visita de personas externas a las unidades penales, poniendo en riesgo la vida y la salud de los funcionarios y funcionarias que trabajamos en directa relación con la población penal, poniendo en riesgo además nuestro entorno y sobre todo a quienes son lo más importante para cada uno de nosotros “nuestras familias”.

Al inicio de esta crisis de salud, valoramos algunas determinaciones que adoptó la autoridad, como fue el cierre de las unidades penales a nivel nacional, esta medida en gran parte, también se produjo ante la solicitud de la misma población penal para resguardar su vida y de quienes concurren a visitarlos. Esto, junto al tremendo compromiso demostrado por nuestro personal en general, significó que la pandemia no tuviera los efectos desastrosos que en algún momento se visualizaron para las cárceles del país, precisamente, por los especialistas en materia de salud.

Paradójicamente, quienes hoy ejercen la presión desde el exterior de los recintos penales, hace algunos meses solicitaban, incluso, que se cerraran algunas cárceles para evitar las muertes de los privados de libertad. Esos mismos actores, en la actualidad con una actitud soberbia e incomprensible, presionan para abrir espacios entre familias y privados de libertad en plena pandemia, bajo la aceptación de nuestras autoridades, mientras el mundo se prepara para un eventual rebrote de contagios que puede ser tan o más perjudicial para la vida humana.

En la reunión de este día martes, AGECH ratificó lo que consignó en  oficio N° 52 de fecha 29 de octubre, que hizo llegar a la máxima autoridad del servicio, donde se  establece que no están dadas las condiciones para que se retomen las visitas de forma  presencial , en dicho oficio se solicitaba que se sigan haciendo todos los esfuerzos posibles para mantener las medidas remotas implantadas a la fecha, (video llamadas, uso regulado de equipos de celular, encomiendas, etc.) ya que ante la ausencia de una infraestructura adecuada, la falta de tecnología para controlar y evitar el contacto estrecho con las visitas, la falta de  insumos sanitarios, hacen que  las condiciones en la actualidad, no sean las óptimas  para asegurar una  adecuada protección a nuestro personal frente a una pandemia que ataca de manera silenciosa y con un elevado poder de Contagio.

Como AGECH, nos molesta el carácter informativo que tuvo la  reunión de este día martes 10 de Noviembre,  ya que a decir de la autoridad la decisión está tomada .

A nuestro parecer, cualquier análisis, decisión por parte de la autoridad y profesionales de la salud, debió contar necesariamente con la mirada de los representantes   de los/as trabajadores.  Esta convocatoria llega a destiempo, queda solo como una anécdota y consideramos que no es la forma de construir en función de mejorar las condiciones para nuestro Personal en general.

Hemos demostrado que estamos preparados y capacitados para generar propuestas, para participar en cualquier debate y análisis con cualquiera de los actores involucrados en esta delicada decisión. Pero no estamos preparados y menos disponibles, para aceptar decisiones unilaterales de la autoridad. Nuestra autonomía gremial es inquebrantable, sobre todo cuando se trata de velar por los derechos y cuidados de nuestro personal, por lo tanto, nada ni nadie nos impedirá denunciar, tomar medidas o tomar las acciones legales que sean necesarias, si el curso de estas decisiones pone en riesgo la salud e integridad física de nuestros/as funcionarios/as.

Finalmente, señalar que, como Asociación, asumiremos siempre y de manera irrenunciable, el deber, de velar y defender primero a las y los trabajadores.

Directorio Nacional AGECH

Comparte es Noticia